La Unión Europea obliga a los coches que sean 100% eléctricos y a los eléctricos de nueva homologación, a emitir algún tipo de sonido para que estos puedan ser oidos por los demás usuarios de la vía y, así poder evitar atropellos.

Esta norma ha entrado en vigor el pasado 1 de julio de 2019 y hace que, tanto los vehículos eléctricos e híbridos, deberán incorporar un Sistema de Alerta de Vehículos Acústicos (AVAS).

Con esta norma, los vehículos emitiran sonidos cuando circulen a velocidades de menos de 20 km/h o cuando vayan marcha atrás. Hemos indagado el motivo de este límite y es debido a que según estudios realizados, a mayor velocidad el ruido que provoca las ruedas al rozar por el asfalto, hace que sea suficiente para que los viandantes puedan detectar la presencia de este tipo de vehículos.

Esta nueva norma afecta

    • A los nuevos modelos que se comercialice en la Unión Europea a partir de julio 2021.
    • A los vehículos que ya están circulando se les da un plazo de dos años para incorporar el nuevo dispositivo.

Elección del nivel del ruido

Los fabricantes pueden elegir el nivel de ruido que deseen, aunque la normativa exige que este sea similar al de un motor de combustión tradicional (entre los 56 y 75 decibelios).

Evitar Atropellos

Desde hace tiempo que las asociaciones europeas de personas con algún tipo de deficiencia visual, vienen reclamando medidas para evitar posibles atropellos, al no ser fácilmente detectables estos vehículos, al no emitir ningún sonido ni ruido.