A partir del próximo verano será cuando toque empezar a despedirse de los tradicionales triángulos de emergencia que nos han estado acompañando desde julio de 1999. A partir de ahí llega el V-16. Un dispositivo luminoso intermitente de color naranja que será el encargado de sustituir a los triángulos que estabamos utilizando hasta la actualidado.

¿Cómo se utiliza las luces de emergencia V-16?

Han de ser utilizados para señalizar que nos hemos quedado detenidos en la vía. Para ello colocaremos el dispositivo luminoso en la parte más alta que sea posible del vehículo para garantizar de esta forma su máxima visibilidad. Su sencillez es tal que no es necesario salir del vehículo, solo colocarlo en el techado el coche y se adherida al mismo evitando así tener que salir del vehículo.

¿Cómo me localizan?

Este dispositivo incorpora un sistema de geolocalización que al activarme envía cada 100 segundos la ubicación del vehículo detenido a la nube DGT 3.0. Aquí puedes verlo: Ver Infografía de la DGT.

¿Desde cuándo habrá que utilizar esta luz de emergencia?

Desde el 1 de julio de 2021. Aunque, hasta el 1 de enero de 2026, podremos utilizar los triángulos y la nueva señal (con o sin geoposicionamiento). Desde esa última fecha, lo único permitido para señalizar las incidencias será la señal luminosa con geolocalización.

¿A qué es debido este cambio de triángulos por luz de emergencia?

La modificación de la señal V-16 (denominación oficial, según el Reglamento General de Vehículos) está incluida en el Real Decreto que regula los servicios de auxilio en vía pública. Según ha explicado Jorge Ordás, subdirector general de Gestión de la Movilidad y Tecnología de la DGT, se retiran los triángulos de emergencia debido al elevado número de atropellos mortales que se producían cuando los conductores salían de sus vehículos a colocarlos o recogerlos tras haber sufrido un percance en la carretera.

¿Y si tengo que salir del vehículo?

Según la nueva normativa, “como norma general”, saldremos del vehículo si existe un lugar seguro fuera de la calzada y siempre por el lado contrario al flujo de la circulación. Si no podemos salir con seguridad, esperaremos la asistencia dentro del vehículo con el cinturón de seguridad puesto.

*Fuente: Revista “Tráfico y Seguridad Vial” de la DGT.