En la próxima madrugada del sábado 26 de octubre al domingo 27 de octubre, ocurrirá el cambio de hora consistente en retrasar una hora los relojes. A las 03:00 am serán las 02:00 am. Lo que dará lugar a una hora más de sueño, en caso que tengas la suerte de estar durmiendo.

Este cambio de hora hará que anochezca antes y, los conductores tendrán menos horas de luz solar para conducir, es decir, conducirán más tiempo de noche que antes de hacer el cambio horario.

En este escenario, la DGT quiere que puedas ver y que seas visto, por lo que lanza unos cuanto consejos que te vamos a compartir a continuación:

Ver y ser Visto

Un consejo para aquellos conductores que no disponen de dispositivos de Luces de Conducción Diurna (LCD) es que lleven las de cruce encendidas. De esta forma podrán tener más visibilidad. Un informe del SWOV (Instituto de Investigación de Seguridad Vial de Holanda) indica, que no haber visto al otro vehículo, o haberlo visto demasiado tarde, ha desempeñado un papel clave en el 50% de los accidentes de tráfico registrados durante el día, porcentaje que se eleva al 80% cuando el accidente ocurre en una intersección. Además, diversos estudios europeos afirman que si todos los vehículos circularan con luz durante el día se podrían reducir un 10% los fallecidos por accidente de tráfico.

Deslumbramientos

En aquellos momentos donde hay escasa iluminación, es cuando aumentan las probabilidades de ser deslumbrado por otro vehículo. Esto es debido a la acción de la luz directa que no esperas de otro coche, en un cambio de rasante, curva, giro, etc…, esta luz puede llegar a cegarnos. La acción del deslumbramiento hace que podamos incluso, hasta perder momentáneamente la vista, lo que conlleva a la peligrosidad de ir al volante.

¿A qué distancia vemos un coche si lleva las luces encendidas?

Según diversos estudios realizados, un vehículo que circula con las luces puestas es visto a una distancia de 240 metros. Por el contrario, uno que no las lleve, no será percibido hasta alcanzar menos de la mitad (es decir, aproximádamente una distancia inferior a 120 metros). Con esto se determina que un vehículo con luces encendidas, es visto 170 metros antes ,respecto a uno que no las lleva puestas.

Fatiga en el conductor

La fatiga, el sueño, las distracciones, el dolor de cabeza e irritabilidad, son algunos de los síntomas que puede provocar el cambio de hora. Para intentar evitar esto o para adaptarse lo más rápido posible, lo importante es seguir un horario regular de comidas y descanso (procurando cumplir con ocho horas de sueño). El cambio al horario de invierno afecta especialmente a personas con patologías, bebés lactantes y a las mascotas. Los efectos del cambio en los biorritmos son similares pero menos bruscos que el fenómeno jet-lag, que se produce después de un largo viaje. Al despertarse, cuando el reloj biológico marca la hora a la que está acostumbrado, es cuando se producen alteraciones que con el tiempo el organismo se adapta y lo compensa rápidamente.

*Información obtenida de la revista “Tráfico y Seguridad Vial” de la DGT.